El vicepresidente Mike Pence encabezó el tradicional festejo de importancia para la comunidad mexicana en EU; muy deslucido en comparación con otros años.

Estados Unidos.- Por primera vez en 16 años, el presidente en funciones de Estados Unidos (EU) no asistió al tradicional festejo del 5 de Mayo, que para la comunidad mexicoamericana representa aún más que los festejos del 16 de septiembre por la independencia nacional.

Después de su triunfo en el Congreso por la mañana, con la aprobación de la ley que depura el llamado “Obamacare”, Trump optó por trasladarse a Nueva York para una reunión con el Primer Ministro de Australia, que encabezar la celebración en honor de la influencia mexicana en la cultura estadounidense.

En el acto en un edificio contiguo a la Casa Blanca, Pence dijo que restaurar el respeto por las leyes del país debe ser una condición necesaria para retomar el debate de la reforma migratoria.

“Todos, con algunas excepciones, somos parte de una nación de inmigrantes, y esa es una verdad hoy como lo fue desde la primera hora del nacimiento de la nación”, dijo ante decenas de invitados.

Recordó que Trump ha prometido servir, proteger y defender a los ciudadanos del país, así como fortalecer la seguridad de la nación y restaurar el respeto por las leyes.

“Nuestro presidente cree que un sistema basado en el estado de derecho beneficiará a cada estadunidense, incluyendo a los hispano-estadunidenses, a través de la seguridad de las comunidades y la prosperidad”, destacó Pence.

“Como el presidente lo dijo ante el Congreso: una reforma migratoria real y positiva es posible”, añadió el vicepresidente.

En su turno, el embajador de México en Estados Unidos, Gerónimo Gutiérrez hizo notar que la fecha se ha convertido en una verdadera ocasión binacional, que refleja los lazos familiares, históricos, culturales y económicos entre ambas naciones.

“También sirve como recordatorio de nuestro compromiso compartido con el continuo fortalecimiento de nuestra amistad y el avance del bienestar de nuestros pueblos”, señaló el diplomático mexicano.

El evento se llevó a cabo en el salón del Tratado Indio, ubicado en el viejo edificio ejecutivo adjunto a la Casa Blanca, y no tuvo la parte musical que era esperada con anticipación en años anteriores.

Fuente

Comentarios

comments