Es probable que exista un número importante en la población mundial a la que le cueste lograr enfocar su mente en una tarea específica, ya sean temas laborales, académicos, e incluso a la hora de la diversión.

Sin embargo, algunos expertos aseguran, que sí es posible entrenar la mente y jugarle algunos trucos para tratar que se centre en la misión que tiene en frente. Es decir, no todo está perdido cuando hablamos de concentrarnos.

A continuación te damos unos consejos sencillos y muy útiles que podemos poner en práctica…

Aliméntate e hidrátate

Siempre se ha dicho que el desayuno es el plato más importante del día, es por eso que Harriet Griffey, autora del libro “El arte de la concentración”, certificó que esta primera comida no debe saltarse, ya que la adrenalina entraría en acción y nos hará sentir estresados.

Lo que es bueno para el cuerpo, también lo es para el cerebro: combinar proteínas con carbohidratos para estabilizar los azúcares en la sangre y beber mucha agua, ya que la deshidratación reduce la capacidad de la concentración.

Dale más a tu mente

Hace casi dos décadas la profesora de psicología y ciencias del cerebro del University College de Londres, Nilli Navie, aseveró a través de una teoría, que incluir sonidos de fondo, como música, mientras tratamos de concentrarnos, reduce las oportunidades de distraernos. Así, si llenas cada espacio de tu atención con algo, no queda sitio para ninguna otra clase de distracción.

Haz garabatos

Por su parte, la revista científica New Scientist, reseñó un estudio en el que se les pidió a un grupo de voluntarios escucharan una grabación con una voz aburrida.

A una parte de los voluntarios, se les permitió hacer garabatos en una hoja mientras escuchaban la grabación. El resultado fue positivo, ya que este grupo recordó más lo que decía la grabación. También, se observó que si los garabatos guardaban relación con lo que escuchabann, tendían a memorizar aún más.

Haz una pausa y sal al parque o una plaza

Despejar la mente en un ambiente natural siempre resultará más positivo, Así lo reveló una investigación de la Universidad de Michigan, en Estados Unidos, donde se les pidió a un grupo de universitarios dar un paseo por la ciudad, mientras que otros fueron enviados a un ambiente verde, lleno de muchos árboles. El segundo grupo obtuvo una puntuación mejor en pruebas de concentración.

Es por eso que si tienes un parque cerca, no lo dudes más y tómate un descanso. Y si a eso le sumamos el ejercicio, nos ayudará a reducir la ansiedad y aumentar la capacidad mental.

Comentarios

comments