skip to Main Content
Sintomas Pocos Conocidos De Que Eres Intolerante Al Gluten

Sintomas pocos conocidos de que eres intolerante al gluten

Cerca de dos millones de personas padecen enfermedad celíaca. La queratosis pilar o “piel de gallina”, fatiga, gases, hinchazón estomacal y las náuseas se encuentran entre los síntomas más comunes, pero existen otros que son hasta ahora son “poco” conocidos.

De acuerdo con la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE), cerca de 75% de las personas que padecen enfermedad celíaca no son diagnosticados debido a que durante años se ha relacionado este padecimiento solo a sus síntomas “clásicos”.

Sin embargo, reconocer otras formas “atípicas” es una manera más eficiente de realizar un diagnóstico oportuno. Por ello te presentamos algunos síntomas “poco” conocidos.

1. Defectos en el esmalte dental

Este es un síntoma que suele presentarse en la infancia, revela la FACE. Con el paso de los años puede provocar que los dientes se piquen pese a la buena higiene

2. Caspa intratable

Una forma de caspa, en realidad el eczema, se ha relacionado en muchos casos con la intolerancia a esta proteína, de acuerdo a Jane Anderson, especialista en enfermedad celiaca y sensibilidad al gluten.

3. Problemas de reproducción

Abortos, infertilidad, menopausia precoz y recién nacidos con bajo peso son características que pueden derivar algunos pacientes, afirma la Federación de Asociaciones de Celíacos de España.

4. Esteatorrea y síndrome de malabsorción

Se presenta en menos de 50% de los casos, sobre todo cuando existe una afectación importante de gran parte del intestino delgado, indica la Asistencia al Celíaco de México, A.C. (ACELMEX).

La esteatorrea es cuando las heces presentan cantidades de grasa anormalmente elevadas.

5. Tetania

Este padecimiento es una contractura sin relajación de los músculos, que son ocasionadas en el caso de los enfermos celiacos por la mala absorción de los nutrientes que fortalecen al organismo.

6. Problemas digestivos

La aparición de granitos en la piel, especialmente en los brazos, caras y piernas, reflejan un problema en la digestión por el exceso de toxinas del gluten; incluso pueden presentarse episodios de diarreas, náuses y/o estreñimiento.

Seguir una dieta libre de gluten cura el daño a los intestinos y previene un daño mayor. Esta sanación ocurre con mayor frecuencia al cabo de tres a seis meses en los niños. La recuperación puede tardar de dos a tres años en los adultos, indica el National Institutes of Health.

Fuente: Salud180

Comentarios

comments

Back To Top