skip to Main Content
Nunca Comas Con El Estómago Vacío…

Nunca comas con el estómago vacío…

Estamos empezando el 2018  y seguramente uno de tus propósitos fue bajar de peso; si es así, aquí te tenemos la clave de todo éxito en una dieta: nunca comas con el estómago vacío.

Como humanos, tendemos a querer comida cuando tenemos hambre. Tiene sentido, ¿verdad? Nuestro estómago gruñe y reflexivamente buscamos algo para comer. Pero, al hacerlo, tu salud podría estar en riesgo…

Piensa en la última vez que tuviste hambre, o sea, realmente hambriento. ¿comiste algo balanceado? Probablemente no.  Y si has llegado al punto de decir: “¡Tengo tanta hambre que podría comerme un caballo!”, es probable que ese caballo se convierta en una garnacha doble con mucha crema y salsa.

Cuando su estómago está vacío, tus niveles de azúcar en la sangre disminuyen, a veces rápidamente. Debido a que tu cuerpo quiere cuidarse a sí mismo, se enfoca en alimentarse con los alimentos con alto contenido calórico que pueda encontrar. De ahí tu antojo por toda la comida chatarra. ¿Ves? Tiene sentido todo…

Cuando tienes hambre, casi cualquier alimento se ve bien. Pero incluso una vez que obtienes la comida y terminas de comer, tiendes a sentir la necesidad de encontrar más comida ¡porque aún no te sientes satisfecho! Mientras más hambre tengas, más difícil es resistir comidas poco saludables como hamburguesas, pizza, helados, dulces, etc.

Cuando el cuerpo se ve privado de energía, entra en modo de supervivencia. Cuando eso sucede, la respuesta natural es alcanzar los alimentos ricos en calorías para reemplazar las calorías perdidas y almacenarlas en el cuerpo en caso de otra hambruna. Es como la hibernación, pero solo conduce al aumento de peso y la mala salud.

Recomendaciones:

Nunca esperes hasta el último minuto para comer. Eso que dicen de hacer 5 comidas saludables y equilibradas, funciona. Si trabajas en un escritorio, ten algunas almendras u otros aperitivos ricos en proteínas en un cajón. Cuando sientas que tienes hambre, toma un puñado de nueces para evitar esa dolorosa sensación de hambre.

Ojo, los refrigerios no deben servir como reemplazos de comida, sino como una forma de calmar el hambre hasta que pueda tener una comida balanceada y saludable. Cuando tienes algún tipo de comida de respaldo al alcance, hace que sea más fácil comer bien, incluso con prisas. ¡Y nunca te saltes comidas!

Comentarios

comments

Back To Top