skip to Main Content
Los Hombres También Sufren Dolor Durante El Sexo: Descubre Los Motivos

Los hombres también sufren dolor durante el sexo: descubre los motivos

Y no se trata de mordidas o rodillazos accidentales.

Si gemir de placer todavía es un tabú entre el público masculino, imagina lo que sería gemir de agonía justo en el momento en que… sienten que su virilidad está a prueba. Por eso muchos hombres no hablan sobre un tema que podría tener serias consecuencias para su salud física y psicológica.

Los médicos, las encuestas y las investigaciones científicas apuntan que las mujeres experimentan con más frecuencia molestias en las relaciones sexuales, sobre todo durante la penetración, ¿pero cuántos hombres minimizan sus molestias íntimas y huyen del urólogo? Estas son las seis condiciones que pueden causar dolor a los hombres entre las cuatro paredes de la habitación:

Fimosis y frenillo corto

Los hombres con fimosis no logran exponer el glande (cabeza) del pene porque la piel que lo recubre (prepucio) no se abre lo suficiente. El problema también puede deberse a un “frenillo” corto. En ese caso se puede bajar la piel, pero estase tensa demasiado hasta el punto de doblar el glande durante la erección. En ambos casos, la fricción durante la penetración puede provocar inflamación, irritación e incluso sangrado. Es habitual que el urólogo recomiende una sencilla cirugía para corregir el problema.

Pene (muy) torcido

El pene no suele ser totalmente recto: se curva ligeramente hacia arriba, abajo, un lado… Sin embargo, una curvatura que supere los 30 grados puede ser el resultado de una serie de fracturas, aunque sean imperceptibles. En el caso de la enfermedad de La Peyronie, por ejemplo, el hombre siente dolor durante la erección y la curvatura a veces imposibilita la penetración. Para corregir el problema será necesario recurrir al bisturí.

“Bolas azules”

Es el nombre popular con el que se designa una vasocongestión específica. Cuando un hombre se excita, el cerebro aumenta el flujo sanguíneo hacia el pene y la zona de los testículos. Estos ganan volumen, ocurre la erección y se experimenta una sensación placentera de latido. El mecanismo que prepara la salida de la eyaculación está a punto, pero si no ocurre, esa presión no se libera. La musculatura se agota y puede causar “calambres” y exceso de sensibilidad en la zona. Generalmente la eyaculación resuelve el problema, por lo que si no se llega a través de la relación sexual, se puede recurrir posteriormente a la masturbación en solitario.

Priapismo

Es una erección larga, de más de dos horas, e involuntaria. Es decir, a pesar de que el hombre no esté expuesto a ninguna fuente de excitación o estímulo sexual o aunque ya haya eyaculado. La sangre queda “aprisionada” en el cuerpo del pene y la falta de oxígeno suficiente puede provocar molestia y dolor. En ese caso hay que acudir inmediatamente al médico, que debe indicar la succión de la sangre y otra solución para contraer los vasos sanguíneos.

Infecciones y enfermedades de transmisión sexual

Uretritis, herpes genital, chancro blando y enfermedades de transmisión sexual que generan lesiones y úlceras genitales también suelen dificultar bastante el placer. Por razones obvias, ¿no? El roce en cualquier herida causa un dolor terrible. La buena noticia es que se puede resolver con tratamiento médico, como los antibióticos. ¡Por eso siempre es indispensable usar condón!

Alergias, micosis e inflamaciones

Estos problemas causan enrojecimiento, picazón y hasta descamación en la zona genial (ingle, pene, testículos, perineo y ano). ¿Alguien puede concentrarse con esas molestias? Busca un urólogo o dermatólogo, en algunos casos la solución es muy sencilla ya que basta con usar pomadas específicas.

 

Nathalia Ziemkiewicz

* Nathalia Ziemkiewicz, autora de esta columna, es periodista, tiene un postgrado en educación sexual y escribe para su blog Pimentaria.

Comentarios

comments

Back To Top