Un comunicado de la Universidad de Texas en Dallas, reveló las razones por las que el exceso de alcohol nos lleva a tener esta reacción en el cuerpo.

Todos alguna vez en la vida hemos vomitado de tanto alcohol ingerido, una experiencia nada agradable y que a final de cuentas es la forma en la que nuestro cuerpo reacciona para sentirse mejor.

Un comunicado emitido por la Universidad de Texas en Dallas (EE. UU.), reveló las razones por las que el vómito se hace presente tras una noche intensa de copas, y es que a pesar de que sabemos que el alcohol es un irritante gástrico, seguimos bebiendo sin responsabilidad.

El exceso de alcohol altera tu estómago, se irrita el revestimiento del estómago, se inflama y se erosiona, o sea, una gastritis tremenda que podría llevarte incluso al hospital.

                                                                     

El alcohol etílico está presente en bebidas alcohólicas como el vino (con alrededor de un 13 %), la cerveza (5 %), los licores (hasta un 50 %) o los aguardientes (hasta un 70 %) y puede envenenar nuestro sistema si bebemos mucha cantidad en un corto espacio de tiempo. Así que si tomas entre 5 o más bebidas (hombres) y 4 o más bebidas (mujeres) en un lapso de dos horas, seguramente tendrás un conflicto estomacal que podría hacerte “cantar Oaxaca”.

Según la revista Muy Interesante, ingerimos tanto alcohol de una manera tan sencilla, ya que este pasa de la boca a lo largo del esófago, atraviesa el estómago y entra al intestino delgado y en nuestro torrente sanguíneo, el alcohol se absorbe rápidamente pero tarda en salir de nuestro organismo.

                                                             

El vómito aparece cuando la náusea, provocada por la disminución de nuestra motilidad gástrica o contracciones de los músculos gástricos lisos en el estómago y un aumento en el tono de la pared del músculo en el intestino delgado, luego de las náuseas aparecen las arcadas o sea, espasmos respiratorios generados cuando la mayor parte del estómago se contrae y justo en ese momento sale expulsado el contenido del intestino delgado hacia la boca y el resto de la historia ya la conoces.

¿Qué hacer?

Si planeas beber, come con muchas horas de anticipación y entre cada bebida alcohólica ingiere un vaso de agua o mastica trozos de hielo cada 15 minutos durante aproximadamente 4 horas.

Por cierto, no te atasques de comida, eso también podría llevarte al vómito.

Fuente

Comentarios

comments