skip to Main Content
En Un Duelo Histórico, Las Águilas Terminan Dinastía De Patriotas Y Se Llevan El SB LII

En un duelo histórico, las Águilas terminan dinastía de Patriotas y se llevan el SB LII

Brandon Graham se convirtió en el héroe del partido al sacarle el ovoide a Brady en una ofensiva clave para los Patriotas.

En un auténtico duelo no apto para cardiacos, las Águilas de Filadelfia dieron el mejor partido de su historia para derrotar a Tom Brady y sus Patriotas de Nueva Inglaterra y proclamarse como campeones del Super Bowl LII.

Las Águilas pegaron primero con una gran serie ofensiva de la cual solo pudieron sacar tres puntos gracias a una patada de Jake Elliott; mientras que los Patriotas, en una serie casi idéntica, empataron el marcador con un gol de campo de Stephen Gostkowski. No fue hasta su segunda posesión que los de Filadelfia anotaron de seis puntos gracias a un soberbio pase de 34 yardas de Nick Foles para Alshon Jeffery.

Ya en le segundo cuarto, las Águilas de Filadelfia aprovecharon que los Patriotas fallaron un gol de campo y volvieron a tener una gran serie ofensiva, una que fue culminada por LeGarrette Blount, quien enfrentando a su ex equipo hizo un gran acarreo de 21 yardas para poner el marcador 15-3, marcador que así permaneció tras el fallo en la conversión de dos puntos por parte de las Águilas.

Nueva Inglaterra se acercó en el marcador en los minutos finales del segundo periodo; primero fue Stephen Gostkowski, que conectó un gol de campo para recortar distancias.

Pero después fue la defensiva de los Patriotas la que se hizo protagonista del duelo, sobre todo Duron Harmon, quien interceptó un pase de Foles para regresarle la posesión a Tom Brady, quien a partir de ahí condujo una nueva serie ofensiva exitosa que terminó en seis puntos gracias a un gran acarreo de James White. El marcador se apretaba 15-12 aún en favor de las Águilas.

Pero las Águilas reaccionarían de inmediato con una espectacular jugada de engaño en la que Trey Burton terminó lanzando un pase para el propio Nick Foles, quien no tuvo problemas para quedarse con el ovoide y, con el punto extra anotado por Elliott, poner el marcador 22-12 e irse al descanso del medio tiempo.

Tras el espectacular show de medio tiempo a cargo de Justin Timberlake, los Patriotas de Nueva Inglaterra tuvieron la primera ofensiva en el tercer cuarto, misma que hicieron efectiva tras un buen  pase de Tom Brady para Rob Gronkowski y acercarse en el marcador 22-19.

Las Águilas respondieron con una gran y larga serie ofensiva que duró cerca de los cinco minutos y que culminó en una polémica anotación de Corey Clement, quien hizo una espectacular recepción con dos defensivos marcándole para quedarse con el ovoide tras un excelente pase de 22 yardas de Foles.

La jugada, como todas las anotaciones, fue revisada por el cuerpo arbitral y, mientras en la repetición se dudaba de si había hecho la recepción con los dos pies sobre el terreno de juego, los árbitros decidieron confirmar la anotación para colocar el marcador 29-19.

Pero el juego se tornó en auténtico ‘toma y daca’, pues a cada anotación de un equipo proseguía una del otro y esta vez no fue la excepción, ya que después d ella anotación de las Águilas, los de Nueva Inglaterra reaccionaron muy rápido cuando Tom Brady lanzó un gran pase que fue atrapado por Chris Hogan, quien volvió a apretar el marcador 29-26.

Los Patriotas, quienes aprovecharon que las Águilas solo sumaros tres puntos, siguieron teniendo un gran partido en el último periodo, donde casi de manera inmediata le dieron la vuelta al marcador gracias a una nueva combinación Brady-Gronkowski y al punto extra, con el que el marcador quedó 32-33 a favor de los de Nueva Inglaterra.

Las Águilas, quienes por primera vez en el partido se encontraban abajo en el marcador, comenzaron una nueva ofensiva en busca de recuperar la ventaja. La ofensiva fue dramática, pues muy rápido se vieron en cuarta oportunidad; sin embargo, el entrenador en jefe de las Aguilas, Doug Pederson, decidió jugársela y así le funcionó para mantener viva la potencial ofensiva del triunfo.

Luego de jugársela en cuarta oportunidad para mantener la posesión con vida, Zach Ertz hizo una gran recepción para darle la ventaja a las Águilas. La jugada fue revisada por los jueces y confirmada como anotación, por lo que los de Filadelfia le daban la vuelta al marcador 38-33 con poco más de dos minutos en el reloj.

Pero las Águilas necesitaban hacer la conversión de dos puntos para forzar al menos los tiempos extras y más con Tom Brady del otro lado; sin embargo, fallaron en su intento y le dejaron poco más de dos minutos a unos Patriotas que solo necesitaban una anotación para volver a proclamarse campeones.

Sin embargo, Tom Brady perdería el ovoide al ser golpeado por Graham, mientras que Barnett recuperó el balón para después sacar tres puntos y aumentar la ventaja a ocho unidades, dejándole a los Patriotas poco más de un minuto para intentar empatar el partido y mandarlo a tiempo extra.

Después de algunos intentos desesperados, los Patriotas no lograron empatar el encuentro, con lo que los de Filadelfia, por primera vez en su historia, se proclaman campeones del Super Bowl LII y de la NFL y terminando, quizá, con la dinastía de Tom Brady y los Patriotas.

Fuente

Comentarios

comments

Back To Top