skip to Main Content
Despertarse Con La Boca Seca, Un Problema De Narices

Despertarse con la boca seca, un problema de narices

A muchas personas les parece normal despertarse con la boca seca y amarga, cuando en realidad no debería ser así. La falta de saliva es una de las causas más comunes de este trastorno que recibe el nombre de ‘xerostomía’ y consiste en la sequedad de la mucosa bucal, generalmente como consecuencia de una disminución funcional o patológica de la producción de saliva.

Cualquiera puede tener la boca seca de vez en cuando, por ejemplo, si está nervioso o estresado. Se trata de un proceso que puede ser crónico o transitorio, y en ocasiones puede causar caries dental o gingivitis. Si la sequedad en la boca persiste, puede hacer que sea más difícil masticar, tragar y hasta hablar.  En estos casos, conviene consultar al médico para investigar las causas.

Para qué sirve la saliva

La saliva desempeña un importante papel en la protección de la cavidad oral contra la infecciones por hongos, virus o bacterias que causan caries y mal aliento.

Al humedecer los alimentos, las saliva ayuda a descomponerlos para una mejor digestión, al tiempo que limpia las partículas de comida de los dientes y las encías, y ayuda a tragar. Además, la saliva contiene minerales como el calcio y el fosfato que ayudan a mantener los dientes fuertes y a combatir la caries dental. De hecho, la saliva es muy importante para una boca sana.

También mejora la capacidad gustativa y facilita tanto la masticación como la deglución. Además, las enzimas contenidas en la saliva ayudan a la digestión.

Cómo aliviar los síntomas de la boca seca

  1. Lleva siempre contigo una botella de agua para poder beber pequeños sorbos (a temperatura ambiente) a lo largo del día. También antes, durante y después de las comidas, y por la noche. Incluso puede ser recomendable masticar pequeños trozos de hielo o hielo picado.
  2. No tomes bebidas con azúcar y evite las bebidas con gas.
  3. Evite las bebidas con cafeína, ya que esta provoca sequedad de boca. No pasa nada por beber café, té o refrescos sin azúcar de vez en cuando, pero no abuses.
  4. Masticar chicle o chupar huesos de aceitunas o cerezas también ayuda a segregar saliva, aunque tienen que ser sin azúcar para evitar el riesgo de caries.
  5. Restringe el consumo de alimentos picantes o muy salados. En su lugar, ingiere comidas y bebidas ácidas, como limonada, golosinas ácidas sin azúcar y pepinillos para ayudar a estimular el flujo de la saliva.
  6. Evita el tabaco o el alcohol; estos resecan la boca. Si usted fuma, considere dejar de fumar.
  7. Usa un humidificador por la noche.
  8. Puedes tomar sustitutos de saliva, de venta en farmacias.
  9. Utiliza un enjuague bucal sin alcohol y recuerda usar hilo dental a diario.
Back To Top