skip to Main Content
Beber Té Muy Caliente Puede Provocar Cáncer

Beber té muy caliente puede provocar cáncer

Cuando hace frío, hay pocas cosas que se agradezcan más tomar que una buena taza de té caliente. También para despejarse – aunque no a todo el mundo le afecta de la misma manera la teína –, para compartirlo con otra persona, por sus cualidades como diurético o simplemente por disfrute. Pero también tiene una cara negativa: beber mucho té caliente puede provocar cáncer de esófago.

¿Cuánto es mucho té caliente? Esto es lo que han tratado de aprender con un estudio reciente. Durante un periodo largo de tiempo – diez años en la mayoría de casos, en algunos incluso más – han realizado un seguimiento de consumidores habituales de té, para saber cuánto té y a qué temperatura lo consumen, y si hay mayores peligros de cáncer de esófago en algunos casos.

Hay tres factores que hay que explicar. En primer lugar, qué relación existe entre consumo de té y cáncer. Porque en realidad no se trata únicamente de té, si no de bebidas a altas temperaturas. El café, infusiones distintas al té o incluso sopas pueden provocar el mismo problema. Al introducir un líquido a muy altas temperaturas, estamos causando un impacto en nuestras gargantas. Al hacerlo de manera continua, pueden causar daños permanentes en los tejidos.

Pero es cierto que las personas que consumen té tienden a beber mucho té, y a altas temperaturas. Que son justo los dos factores que también hay que comentar: qué consideramos “mucho té” y a qué temperatura consideramos alta.

Y estos factores son los que centraron la atención de los investigadores. Durante su seguimiento de los pacientes, llevaron un control de la cantidad de té y la temperatura a la que la bebida se consumía, para determinar si existía un umbral, una cantidad o temperatura, o combinación de ambas, que provocase más cáncer.

Al analizar los datos, pudieron demostrar que sí existe un umbral. Un consumo por encima de 700 mililitros diarios – cerca de los tres cuartos de litro – y una temperatura de consumo ligeramente por encima de los 60ºC se relacionaban con una incidencia mayor de los casos de cáncer de esófago.

Eso sí, no se trata de cifras “mágicas”. Si se bebe menos de 700 ml a muy alta temperatura, o aún más cantidad de té pero un poco por debajo, no significa que no se vaya a tener problemas. O que no se vayan a dar si apenas se bebe té, o que todas las personas que beban té a altas temperaturas vayan a tener cáncer. Los investigadores han demostrado una relación entre dos hechos, y ahora podemos ser conscientes de lo que implica.

Comentarios

comments

Back To Top