skip to Main Content
Beber Alcohol Diariariamente Genera Cáncer

Beber alcohol diariariamente genera cáncer

El consumo reducido de alcohol también aumenta las probabilidades de desarrollar varios tipos de cáncer, como el de mama, boca, faringe y esófago, especialmente entre mujeres, revelan una serie de estudios publicados en la revista científica Annals of Oncology

De acuerdo con los investigadores, una copa al día incide en la aparición y evolución de diferentes tipos de cáncer: aumenta en casi un tercio el riesgo de padecer el de esófago; incrementa el riesgo de cáncer bucal y de faringe en un 17%, y de mama en un 5%.

Estos estudios, de investigadores de la Universidad de Milán y otros centros de investigación en Estados Unidos, Francia, Canadá, Irán y Suecia, establecen como “consumo reducido de alcohol” una bebida o menos al día, o el equivalente a la ingesta de 12,5 gramos de etanol, según el portal rt.com

Además, observaron que los riesgos por diferentes tipos de cáncer se incrementan en 10% por cada 10 gramos de alcohol consumidos diariamente, sin importar que se trate de cerveza, vino o cualquier otro tipo de bebida, lo cual es resultado de una serie de análisis realizados en mujeres que bebieron de tres a seis tragos a la semana.

Cabe mencionar que anteriormente, estudios habían revelado que sí existe una conexión entre el consumo de alcohol y varios tipos de cáncer, de manera particular en personas que presentaban una alta o moderada ingesta. A diferencia de dichas investigaciones, ésta prueba que un mínimo consumo también se asocia a un mayor riesgo de padecer o desarrollar diferentes tipos de cáncer.

Entre los tipos de cáncer que se tienen registrados por un elevado consumo de alcohol se encuentran, además de los mencionados, los de colon-recto, páncreas, próstata y cáncer de hígado.

Las evidencias, de acuerdo con about.com, sugieren que el etanol, el tipo de alcohol presente en las bebidas, es el compuesto que aumenta el riesgo de padecer cáncer.

Por esta razón, no es el tipo de bebida sino la cantidad de alcohol consumido a lo largo de un período de tiempo lo que aumenta el riesgo de padecer esos tipos de cáncer.

El alcohol puede irritar los tejidos, en particular la boca y la garganta. El cuerpo trata de reparar los tejidos dañados y, en el proceso, pueden ocurrir alteraciones a nivel genético, las cuales pueden ser el primer paso hacia el cáncer.

Además, según la Sociedad Americana contra el Cáncer, el alcohol puede aumentar los niveles de estrógeno en el cuerpo, hormona que es importante en el crecimiento y desarrollo del tejido del seno y una mayor concentración puede llevar a la aparición de cáncer mama.

Fuente: Salud180

Back To Top